DIBUJOS DE LUZ

Un lugar que no existe

NOTICIA DE ROBERTO LOZANO BRUNA04/11/2012
CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios
Un lugar que no existe

Una mujer y su hijo afectados por enfermedad del sueño. :: FOTOGRAFÍAS DE RICARDO LOZANO BRUNA

«La situación en la República Centroaficana no tiene comparación con ninguno de los países africanos a los que he viajado, ni con los suburbios de las grandes urbes»

Se puede viajar a un lugar que no existe?¿Qué hay en un país al que no va casi nadie y del que prácticamente no hay información en Internet?


¿Qué ocurre en República Centroafricana? Antes de emprender cualquier viaje, como es lógico, el viajero trata de obtener información del país adonde se va a desplazar leyendo dosieres de distintas fuentes, o informes de las agencias internacionales para partir con unos conocimientos básicos de la situación política, económica, social, cultural, etcétera, del territorio que se dispone a visitar.

Cuando tecleé República Centroafricana en el buscador, me quede atónito: RCAtansolotenía 659.000 referencias y la información que aparecía era genérica. Nadie parece querer contar y saber lo que ocurre allí, nadie sabe con total certeza quién está dentro y lo que pasa dentro del país centroafricano.

La situación de RCA no tiene comparación con ninguno de los países africanos a los que he tenido la oportunidad de viajar; ni en los'slums'(suburbios) de las grandes urbes como Nairobi, Luanda o Maputo, ni en la República Democrática del Congo que Joseph Conrad describió en su obra maestra 'El corazón de las tinieblas' como el centro del horror,
he visto algo parecido.

Pablo Marco Bilbao, el jefe de misión de Médicos Sin Fronteras en República Centroafricana, al que tuve ocasión de entrevistar en Bangui, la capital de RCA, y que me mostró una visión más amplia de la realidad del país,decía: «Desde el punto de vista de los grandes donantes internacionales, la República Centroafricana se encuentra en una especie de zona gris entre la ayuda humanitaria y el desarrollo; no ha habido grandes crisis mediáticas, ni grandes guerras, ni catástrofes naturales que justifiquen que sea uno de los países «estrella» desde el punto de vista de la ayuda humanitaria y, por otra parte, el Estado está tan desestructurado y hay unos niveles de corrupción tan altos, que los donantes de cooperación al desarrollo tampoco están especialmente interesados en dar fondos a este país».


Este elevadísimo grado de corrupción lo describe el cineasta danés Mads Brügger en su película 'The Ambassador',que se proyectó en lasección Tiempo de Historia de la Seminci. En el filme se desvela, desde un tratamiento muy controvertido y en ellímite de la ética, el circo de intereses sobre los diamantes y las materias primas de muchos de los diplomáticos destinados en el país. En el documental se muestra cómo muchos de los representantes de las embajadas de los países occidentales están, en realidad, al servicio de sus propios intereses personales, alimentando su propia codicia, dejando de lado la cooperación y la colaboración para que el desarrollo del país tenga una posibilidad y la población pueda salir del estado límite en el que se encuentra.

La situación real del país es catastrófica. Pablo Marco nos define los estados desde los que trabajan los protocolos de Médicos sin Fronteras en un país en emergencia.


«Nosotros tenemos tres niveles de alerta, por encima de una persona que muere por cada diez mil habitantes al día, hablamos de situación de alarma; por encima de dos, hablamos de situación fuera de control, y si es superior a tres, los calificamos de gran catástrofe. Prácticamente toda la República Centroafricana está por encima del primer nivel, pero si vamos a zonas que se han visto más afectadas por la guerra, por la violencia, nos encontramos tasas de mortalidad por encima de dos y en algunos casos por encima de tres. Yo no he visto situaciones así ni en epidemias ni en los campos de desplazados de Sudán. Es realmente una tasa de mortalidad gravísima.»


La población de RCA sufre casi a diario el enfrentamiento de los diferentes grupos armados que luchan entre sí, e incluso contra el propio ejército, para tratar de controlar sus áreas de influencia.

Una guerra interna que no recibe la atención necesaria de los agentes internacionales y que no "sale" en los medios de comunicación. Uno más de la larga lista de conflictos olvidados al que la comunidad internacional califica de "baja intensidad", tal vez para excusar la no intervención e indiferencia.


La debilidad del Estado africano y del propio ejército provoca que hayan aparecido decenas de grupos rebeldes y de salteadores de caminos que intimidan sobre todo a las poblaciones que viven en zonas aisladas, practicando violaciones, enterramientos de personas vivas, secuestros, robos, violencia extrema y asesinatos. A este escenario se ha unido, en los últimos meses, la creación de los llamados grupos de autodefensa, pequeñas bandas generalmente formadas por jóvenes que tratan de defenderse de los ataques de los diferentes grupos. El resultado es el caos total.

La población se ve completamente desamparada porque al Gobierno solo parece interesarle el control de Bangui, ya que este entiende que mientras tenga el dominio sobre la capital, el país está bajo su regulación, olvidando al resto del territorio.


Este acoso permanente hace que la población huya hacia los bosques, pasando muchas veces meses escondidos en la selva donde se exponen a contraer todo tipo de enfermedades.


Muchos de ustedes recordarán cómo de niños hemos oído hablar de la mosca tsé-tsé, que nos atraía no solo por la sonoridad de las palabras, sino por la enfermedad del sueño. La mosca en realidad no es el transmisor de la enfermedad, sino tan solo el portador. El contagio se produce cuando la mosca, después de picara un humano infectado por la tripanosomiasis humana africana, pica a otra persona inoculándole el virus.

La enfermedad del sueño no es un juego de niños, puede llegar a causar la muerte. En un primer estado produce prurito, según avanza se agrava con la conocida somnolencia, produciendo temblores incontrolables, retirada de la regla en la mujer, impotencia en el hombre y en un estado avanzado cambios en el comportamiento que pueden llegar a ser violentos y que en tiempos pasados, antes de que los centroafricanos tuviesen un mayor conocimiento de la enfermedad, producía el rechazo y la exclusión social de la persona afectada, y a que se pensaba que el enfermo estaba poseído por un espíritu maligno.


La enfermera Rocío Raya, de Médicos sin Fronteras, define así la enfermedad: «Latripanosomiasis humana tiene una base social, ya que afecta sobre todo a personas pobres y sin recursos.


Desde su descubrimiento la industria farmacéutica ha avanzado muy poco en la búsqueda de soluciones y se siguen utilizando los mismos medicamentos desde hace décadas. Una enfermedad que no da dinero no interesa. Pero, además, el vínculo entre conflicto y enfermedad existe».



He visto decenas de hospitales en todo el mundo, salas de heridos en Afganistán, de enfermos terminales, de leprosos, de afectados por cólera, malariay VIH-sida en muchos países africanos y de Latino América, o la casa de moribundos de la madre Teresa de Calcuta, y llega un momento en que parece que tu capacidad de sorpresa se ha agotado. Cuando entré en la sala de la enfermedad del sueño del hospital de Batangafo me di cuenta de mi error e ignorancia.

Los afectados por la enfermedad, incluso aunque estén despiertos, parecen estar ausentes de sus cuerpos; no son conscientes de lo que ocurre a su alrededor. Miran, pero no ven; viven, pero parecen no ser conscientes de sí mismos.


Rocio Raya trataba de explicar lo que se siente cuando se lucha a diario con una enfermedad olvidada: «Entre la justicia y la rabia hay una barrera muy fina, pero no es la rabia la que te produce dolor, es e lpropio dolor el que te produce dolor».

CerrarEnvía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

* campos obligatorios
Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

* campos obligatorios

Solidarios
Kutxabank, un banco con ADN social
 
Tablón

Enviado el 15 de Febrero de 2017

Enviado el 13 de Febrero de 2017

Enviado el 12 de Febrero de 2017

Se necesitan voluntarios para Oxfam Intermon para la San Silvestre de Valladolid, que será el día 26 de diciembre. Más info+

Enviado el 13 de Diciembre de 2016

Celebración del Día Internacional del Voluntariado y el 14º aniversario de la tienda Oxfam Intermón en Valladolid el lunes 5 de diciembre de 2016 en la Sede Oficial de Oxfam Intermón de Valladolid, Calle Teresa Gil, 17 de Valladolid.

Enviado el 02 de Diciembre de 2016

CONTACTA CON NOSOTROS
¿Dudas, preguntas, no encuentras algo o quieres saber algo? Envíanos un email solidarios@ elnortedecastilla.es

Contacta